¿Por qué necesitamos dormir?

Dormir lo suficiente es esencial para ayudar a una persona a mantener una salud y bienestar óptimos. Cuando se trata de su salud, el sueño es tan vital como el ejercicio regular y una dieta equilibrada.

La vida en muchos  países no siempre abarca la necesidad de dormir lo suficiente. Sin embargo, es importante que las personas hagan un esfuerzo para dormir lo suficiente regularmente.

Los siguientes son algunos de los muchos beneficios que los profesionales de la salud asocian con un buen descanso nocturno.

1. Mejor productividad y concentración

La investigación ha relacionado dormir lo suficiente con una mejor concentración, productividad y cognición.
Hubo varios estudios que los científicos hicieron a principios de la década de 2000 que analizaron los efectos de la falta de sueño.

Lo que los investigadores concluyeron es que el sueño tiene vínculos con varias funciones cerebrales, que incluyen:

  1. concentración
  2. productividad
  3. cognición

Un estudio más reciente de 2015 en el Journal of Child Psychology and Psychiatrys mostró que los patrones de sueño de los niños pueden tener un impacto directo en su comportamiento y rendimiento académico.

2. Menor riesgo de aumento de peso

El vínculo entre el aumento de peso y la obesidad y los patrones de sueño corto no está completamente claro.

Ha habido varios estudios a lo largo de los años que han relacionado la obesidad y los malos patrones de sueño.

Sin embargo, un estudio más reciente en la revista Sleep Medicine concluye que no existe un vínculo entre el sobrepeso y la falta de sueño.

Esta investigación argumenta que muchos estudios anteriores no tienen en cuenta adecuadamente otros factores, como:

  1. Beber alcohol
  2. Padecer diabetes tipo 2
  3. El nivel de actividad física
  4. Los niveles educativos
  5. largas horas de trabajo
  6. largo tiempo sedentario

La falta de sueño puede afectar el deseo o la capacidad de una persona de mantener un estilo de vida saludable, pero puede o no contribuir directamente al aumento de peso.

3. Mejor regulación calórica

De manera similar a aumentar de peso, hay evidencia que sugiere que dormir bien por la noche puede ayudar a una persona a consumir menos calorías durante el día.

Por ejemplo, un estudio en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América dice que los patrones de sueño afectan las hormonas responsables del apetito.

Cuando una persona no duerme lo suficiente, puede interferir con la capacidad de su cuerpo para regular la ingesta de alimentos correctamente.

4. Mayor rendimiento atlético

Dormir lo suficiente puede aumentar el rendimiento atlético de una persona.
Según la National Sleep Foundation, un sueño adecuado para adultos es de entre 7 y 9 horas por noche, y los atletas pueden beneficiarse de hasta 10 horas. En consecuencia, dormir es tan importante para los atletas como consumir suficientes calorías y nutrientes.

Una de las razones de este requisito es que el cuerpo se cura durante el sueño. Otros beneficios incluyen:

  1. mejor intensidad de rendimiento
  2. mas energia
  3. mejor coordinación
  4. mayor velocidad
  5. mejor funcionamiento mental

5. Menor riesgo de enfermedad cardíaca

Un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca es la presión arterial alta. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), descansar adecuadamente cada noche permite que la presión arterial del cuerpo se regule.

Hacerlo puede reducir las posibilidades de afecciones relacionadas con el sueño, como la apnea, y promover una mejor salud general del corazón.

6. Más inteligencia social y emocional.

El sueño tiene vínculos con la inteligencia emocional y social de las personas. Alguien que no duerme lo suficiente tiene más probabilidades de tener problemas para reconocer las emociones y expresiones de otras personas.

Por ejemplo, un estudio en el Journal of Sleep Research analizó las respuestas de las personas a los estímulos emocionales. Los investigadores concluyeron, de manera similar a muchos estudios anteriores, que la empatía emocional de una persona es menor cuando no duerme lo suficiente.

7. Prevención de la depresión.

La asociación entre el sueño y la salud mental ha sido objeto de investigación durante mucho tiempo. Una conclusión es que existe un vínculo entre la falta de sueño y la depresión.

Un estudio que aparece en JAMA Psychiatry examina los patrones de muerte por suicidio durante 10 años. Concluye que la falta de sueño es un factor que contribuye a muchas de estas muertes.

Otro estudio en el Australian and New Zealand Journal of Psychiatrysuggests dice que las personas con trastornos del sueño, como el insomnio, probablemente muestren signos de depresión.

8. Baja la inflamación

Existe un vínculo entre dormir lo suficiente y reducir la inflamación en el cuerpo.

Por ejemplo, un estudio en el World Journal of Gastroenterology sugiere un vínculo entre la privación del sueño y las enfermedades inflamatorias del intestino que afectan el tracto gastrointestinal de las personas.

El estudio mostró que la falta de sueño puede contribuir a estas enfermedades, y que estas enfermedades, a su vez, pueden contribuir a la falta de sueño.

9. Sistema inmune más fuerte

El sueño ayuda al cuerpo a reparar, regenerarse y recuperarse. El sistema inmune no es una excepción a esta relación. Algunas investigaciones muestran cómo una mejor calidad del sueño puede ayudar al cuerpo a combatir las infecciones.

Sin embargo, los científicos aún necesitan investigar más sobre los mecanismos exactos del sueño con respecto a su impacto en el sistema inmunológico del cuerpo.

Recomendaciones para dormir

Pasar más tiempo afuera puede mejorar la calidad del sueño.

Las necesidades de sueño varían de persona a persona, dependiendo de su edad. A medida que una persona envejece, generalmente requieren menos sueño para funcionar correctamente.

Según los CDC, el desglose es el siguiente:

Recién nacidos (0–3 meses): 14–17 horas
Bebés (4–12 meses): 12–16 horas.
Niño pequeño (1–2 años): 11–14 horas
Preescolar (3–5 años): 10–13 horas
Edad escolar (6-12 años): 9-12 horas
Adolescente (13-18 años): 8-10 horas
Adulto (18–60 años): más de 7 horas
Adulto (61–64 años): 7–9 horas
Adulto (más de 65 años): 7–8 horas
Además de la cantidad de horas, la calidad del sueño también es importante. Los signos de mala calidad del sueño incluyen:

¿Despertares en medio de la noche?.

Todavía no se siente descansado después de un número adecuado de horas de sueño.

Algunas cosas que una persona puede hacer para mejorar la calidad del sueño son:

  1. Evite dormir cuando haya dormido lo suficiente.
  2. Acostarse a la misma hora todas las noches.
  3. Pasar más tiempo afuera y ser más activo durante el día.
  4. Reducir el estrés a través del ejercicio, la terapia u otros medios.
  5. Aprende mas sobre las medidas higiénicas del sueño pinchando aquí.

Apunte para llevarse a casa:

El sueño es un componente vital, a menudo descuidado, de la salud y el bienestar general de cada persona. Dormir es importante porque le permite al cuerpo reparar y estar en forma y listo para otro día.

Descansar adecuadamente también puede ayudar a prevenir el aumento de peso excesivo, las enfermedades cardíacas y el aumento de la duración de la enfermedad.

Si tiene algún problema con el sueño y lleva tiempo sin solución  y no sabe cuando debe consultar con un  médico especialista en medicina del sueño este artículo le puede orientar (pinche aquí)

 

Artículo escrito y revisado por el Dr. A. Ferré. Médico especialista en medicina del sueño. Si tiene cualquier duda puede consultar con el doctor pinchando aquí.