93 595.20.20    info@larotondacm.cat   Reseña profesional

 

¿Es normal que mi niño no duerma mucho durante el día?

Los niños no debería estar constantemente estimulados, ellos también necesitan momentos de calma, serenidad y estabilidad. Actualmente y mas que hace una década, deberíamos aprender a respetar el ritmo de los niño y proporcionarles un ambiente de protección  en el que vivir. Los estímulos que ellos reciben de más, pueden agitarlos e hiperactivarlos mas de lo normal durante el día.




¿Porque mi hijo duerme tanto?


Una de las funciones del sueño en los niño esta asociado con el desarrollo del cerebro. Durante el sueño se producen las hormonas necesarias para el crecimiento de los niños. La información que se recibe durante el día se consolidad durante el sueño y así lo asimilan y lo aprenden. El niño recién nacido esta aprendiendo constantemente. La necesidad de dormir va ligado a la necesidad de crecimiento de ésta época.

¿Dónde y como debería dormir mi hijo?

En el primer mes de vida los niños deberían estar en un lugar próximo de la cama de los padres. La habitación del niño suele estar lejos  para cuando el niño se levanta  y tiene la necesidad de comer. Hay diferentes escuelas de pensamiento sobre si los niños deberían dormir o no en  la misma cama de los padres; algunos padres están asustados de lesionar sin querer a su hijo mientras duermen; algunos investigadores creen que el bebe que tiene contacto físico con su madre mientras duerme tiene un desarrollo psicomotor mejor y previene la muerte súbita. Decidir donde tiene tu hijo que dormir, es una buena idea poner al niño en la cama en el mismo lugar tanto de día como de noche. También es importante poner a dormir al niño en la cama, sobre su espalda y  evitando que se duerma en brazos. Entre el mes 4 y 7 los bebes ya pueden moverse por ellos mismos en la cama y ellos mismo ya podrán escoger su posición correcta cuando duermen




¿Por qué algunos  niños duermen toda la noche mientras otros se despiertan constantemente? 

Existe un componente genético en cada niño. Como los adultos algunos niños  tiene la necesidad de dormir menos (dormidores cortos), mientras que otros tienen la necesidad de dormir mas (dormidores largos); algunos bebes son menos activos durante la noche y se despiertan con mucha energía, mientras que otros nunca quiere salir de la cama por la noche y tienen dificultad de despertarse por la mañana.
Cuando un niño se despierta durante la noche es muy importante ser paciente; no correr hacia el niño rápidamente, sino esperar unos segundos; intenta juzgar la intensidad del llanto y trata de resistirte. Cuando vayas cerca del niño intenta evitar abrir la luz y tocarlo demasiado, trata de consolarlo y darle confort con una voz suave y pequeñas caricias mientras esta tumbado. Sino es absolutamente necesario evita dar camamilla, leche o similares; abandona la habitación antes de que el niño esté completamente dormido. De esta manera evitarás ser tú el único camino para que el niño pueda conseguir volver a dormir.

¿A que edad los niños empiezan a dormir sin despertarse durante la noche?

En general los niños a los 4-6 meses empiezan a dormir durante la noche, pero existe una variabilidad individual muy importante. Lo mas importante a esta edad es regular los horarios de ir a dormir, despertarse y las comidas, para que sean siempre a la mismas horas del día.  Otra cosa importante es que el niño durante el día tenga contacto con la luz y tenga la mayor actividad durante este periodo, y evitarla o disminuirla en los periodos de oscuridad además de evitar la luz intensa por la tarde-noche.

¿Por qué mi niño empieza a llorar de forma inconsolable durante la tarde-noche?

A la vez que el niño adquiere el ritmo circadiano y adapta su ciclo luz-oscuridad, el niño que vive en una calma regular puede empezar a ponerse nervioso y llorar por las tardes (17h-22h). En los primeros meses estas fases están asociadas a los cólicos. Llorar y estar irritable durante la tarde es normal en los niños, ya que es un proceso de maduración normal que predispone al sueño. Hay una asociación con la fase normal de alerta al final del día que se corresponde con al máxima alerta del adulto al final del día. 

¿Debería dar  a mi hijo algo de comer o beber cada vez que llora?

En las primeras semanas de vida el ritmo de vida del recién nacido esta regulado por las necesidades internas, por lo que sería correcto alimentarlo cada vez que se despierta. Después de los 4-6 meses los bebes no necesitan comer durante la noche si tienen un horario regular durante el día. Por lo tanto no deberíamos dar a nuestros hijos comida ni bebidas si se levantan durante la noche. Si le damos a un niño por la noche agua puede aumentar la posibilidades de que se moje con la orina y por tanto aumentar así los llantos nocturnos.

¿Deberíamos usar jarabes, infusiones etc… para ayudar a mi hijo a dormir?

NO. Ambas medidas son remedios medicinales y se deberían evitar en niños menores de 2 años, además de que no resuelven el problema ya que vuelven a reaparecer una vez que abandonemos el remedio.  Algunas veces incluso podemos obtener el  efecto opuesto, excitarlos en vez de calmarlos. La  mayoría de los casos de insomnio a estas edades esta asociado con un problema de adaptación de los ritmos normales, condicionado a círculos viciosos que deberían ser modificados para solventar el problema. Incluso los padres a veces se sienten culpables al dar medicamentos a sus hijos. Si los medicamentos están administrados bajos control médico pueden ser útiles en determinados casos.

¿Existen   algún momento ideal para enseñar a dormir bien a mi hijo?

SI. Hay 2 momentos en el desarrollo del niño que son muy importantes para corregir el ritmo circadiano del niño y por tanto conseguir un buen sueño:

1. Alrededor de los 3-4 meses, los bebes empiezan a estar influenciados por los estímulos ambientales y gradualmente se adaptan al ciclo de 24 horas de luz-oscuridad.  El niño debería estar expuesto a la luz directa durante el día y estar en oscuridad durante la noche. Los padres llegan a casa del trabajo por la noche y es un momento en el que los niños juegan y se pueden sobreexcitar, sin embargo es un momento donde el niño tiene que estar relajado y tranquilo. Es también importante instaurar desde un principio un horario regular para ir a dormir y de levantarse.

2. Sobre los 8-9meses de edad, los bebes desarrollan miedo a los extraños y la ansiedad a la separación crece, ambos son parte normal del desarrollo. En esta fase a veces  se asocial a un incremento de los despertares nocturnos. (ver en esta sección ansiedad por separación). 





¿Que debería hacer si mi hijo tiene dificultad para conciliar el sueño? 

Trata de instaurar rituales estables, que hagan asociar al niño con momentos de  relajación y la hora de ir a dormir. Cantar nanas o el baño nocturno pueden ser buenas señales para el niño. Intenta siempre poner al niño en la cama o cuna  despierto y déjale coger el sueño por si solo. A los 4-6 meses  ya puedes poner estas reglas en marcha.  Antes de coger al niño si se mueve, llora o hace ruido, es muy importante antes esperar y ver que sucede. Es importante dar al niño tiempo para comunicarse cuando ellos quieren. A veces, afortunadamente,  el niño se dormirá otra vez por si solo y sin ayuda. Si el niño persiste y lucha para no dormirse, es entonces cuando tendrías que aplicar   técnicas de extinción gradual.

¿Que debería hacer si mi hijo sufre de ansiedad por  separación (no puede dormir porque esta asustado  o porque se ha separado de la madre)?

Sobre los 8-9 meses de edad los bebes desarrollan un aumento psicológico  de despertares nocturnos asociado a miedos relacionados con un aumento de la ansiedad por separación de la madre. El niño empieza a llorar y puede llegar a ser muy desesperante si se separa de la madre, intentando tener contacto físico y la mirada de la madre. Este es un momento crucial para la adquisición de un buen sueño. Puede intentar adoptar la “técnica  del  control mínimo”  que consiste en instalar un ritual al ir a dormir, dejando la habitación y entonces ir controlando al niño a pequeños intervalos  cada 2 o 3 minutos incluso si el niño no llora. Cuando entra en la habitación  solo debería calamr al niño hablando de forma calmada y tranquila y entonces abandonar la habitación  antes de que el niño se duerma.  Este proceso se debería repetir hasta que el niño se duerma por si solo. 

¿Que debería hacer si mi hijo se despierta frecuentemente por la noche?

Los niños y los padres tienen diferentes maneras de reaccionar durante los despertares nocturnos, que hacen difícil la comunicación padre/hijo en estos momentos. A parte del la “técnica del control mínimo”  existe otra “técnica de la extinción gradual”. Esta técnica consiste en si el niño se despierta durante la noche  se trata de ir alargando los tiempos progresivamente hasta que el niño consigue dormirse por si solo. En un principio se espera 30 segundos, y luego un minuto. Al día siguiente se espera 2-3 minutos.  Después de una semana  las cosas deberían ir mucho mejor. Se recomienda poner siempre una pequeña luz en la habitación que proporciona al niño un control visual y nos permite controlar al niño si tener que encender la luz. Es importante que no se sienta culpable cuando su hijo llore y no responda a su llamada, porque no le esta causando ningún trauma psicológico. Si persiste y es constante en el uso de estas técnicas conseguirá los resultados deseados. 


Anuncio sobre el ronquido

 

Anuncio insomnio infantil

Anuncio Insomnio Adultos

FACEBOOK - Especialistas en trastornos del sueño