Soñar

¿Soñar es malo? Los sueños ayudan a consolidar la memoria

¿Soñar es malo?

La respuesta a si soñar es malo se resume en primera instancia a que soñar no es malo.  Se trata de un proceso innato en la fisiología del sueño y por tanto es un proceso muy beneficioso, sobretodo para la re-estructuración del proceso mental. Los sueños son importantes para el estado físico y el mental. Entre sus posibles funciones destacan la de favorecer la consolidación de la memoria, la regulación del estado emocional y la adaptación al entorno.

Definición de sueño:

Los sueños se han definido de diversos modos, entre ellos:

  1. Actividad mental que ocurre durante el sueño, experiencia subjetiva de un estado cerebral con semejanzas y diferencias fenomenológicas respecto a la consciencia de vigilia, asociada con un estado cerebral distintivo.
  2. Estado de consciencia caracterizado por experiencias sensoriales, cognitivas y emocionales generadas internamente que ocurre durante el sueño.
  3. Experiencia humana universal que tiene lugar durante el sueño, en la que suceden una serie de acontecimientos ficticios organizados como historia, acompañados de alucinaciones, principalmente visuales.
  4. Estado de consciencia caracterizado por un reducido control sobre su contenido, imágenes visuales y activación de memoria, mediado por incentivos motivacionales e importancia emocional. Además de la percepción consciente del flujo de imágenes, pensamientos y sentimientos evocados en el cerebro por una de las muchas formas de procesamiento de memoria offline durante el sueño. Reflejan una de las formas de procesamiento más sofisticadas que lleva a cabo el cerebro: análisis e interpretación de los sucesos de nuestra vida de modo que cobran significado y guían nuestra conducta.

¿Cómo se generan los sueños?

Aunque no se ha determinado con exactitud cómo se generan los ensueños, los datos neurobiológicos resaltan la importancia de los núcleos pontinos del tronco cerebral, diversos sistemas de memoria, el sistema límbico y el
sistema de recompensa cerebral y diversas áreas neocorticales.

Los datos neurocognitivos subrayan la relación entre el procesamiento cognitivo y emocional que ocurre durante la vigilia y durante el sueño, así como la influencia del entorno en el contenido de los ensueños. Respecto a su función, cabe destacar su valor adaptativo, al contribuir al  reprocesamiento de la información adquirida en vigilia y al control de las emociones. Esto sugiere que los ensueños participan en el desarrollo de las capacidades cognitivas.

 

¿Cuando soñar podría ser malo?

pesadilla

Las pesadillas se asocian en primer lugar a exceso de estrés.

Pero, en ocasiones los sueños pueden ser angustiosos y estresantes o bien manifestarse con pesadillas en cuyo caso podría ocultar algún trastorno de ánimo o de sueño asociado.

Existe gente, sobretodo mayor, que mientras sueña, y suelen ser sueños de contenido agresivo. Todo ello acompañado de  interpretación de los sueño, realizando movimientos y pudiendo golpearse o bien golpear al compañero, incluso caer de la cama. Estos síntomas podrían sugerir un trastorno de la conducta en sueño REM.

 

En cualquier caso si padeces de pesadillas frecuentes y o de un trastorno de la conducta en sueño REM se aconsejaría acudir a un especialista  en medicina del sueño para que te valore y estudie si estaría indicado la realización de un tratamiento.

 

Artículo escrito y revisado por Dr. A. Ferré. Médico especialista en medicina del sueño.

Bibliografía:

Aurora RN1, Zak RS, Auerbach SH, Casey KR, Chowdhuri S, Karippot A, Maganti RK, Ramar K, Kristo DA, Bista SR, Lamm CI, Morgenthaler TI; Standards of Practice Committee; American Academy of Sleep Medicine.