El Cortisol es la hormona de respuesta al estrés de nuestro cuerpo. Está determinado por el ritmo circadiano y sus niveles en sangre pueden variar durante el día y la noche. Los niveles de Cortisol están en su nivel más bajo por la noche, que es cuando generalmente entramos en el sueño y nos vamos a dormir. Y son más altos en la madrugada, antes del amanecer cuando despertamos. Esto significa que su cuerpo se prepara para estar plenamente activo al levantarse.