La descripción de los síntomas (historia clínica) es suficiente para diagnosticar estas parasomnias. Se debe preguntar si existen familiares con síntomas parecidos o si duerme correctamente, porque suelen aparecer más cuando se duerme mal, está nervioso, existe fiebre o alguna enfermedad. Si los síntomas son graves o atípicos, o se piensa que puede tratarse de otro problema (apneas, epilepsia), puede valorarse la realización de un estudio de sueño (polisomnografia).

Aprenda mas sobre las parasomnias pinchando aquí.