Las alteraciones en el sueño pueden derivar en trastornos durante el día, como pueden ser falta de concentración, baja productividad, irritabilidad, somnolencia diurna, mala memoria, falta de concentración, que a su vez pueden provocar también mayor posibilidad de tener accidentes de tráfico o laborales, y una disminución general de la calidad de vida. Por otro lado, estudios realizados han llegado a la conclusión de que la falta de sueño crónica, puede acelerar el modo de envejecimiento, ya que el sueño actúa como un tipo de antioxidante, evitando que los radicales libres reaccionen.

Aprenda mas sobre el insomnio pinchando aquí.