Es aquel en el que sabemos que estamos soñando mientras soñamos. En algunos casos, se pueden dirigir los acontecimientos y el desenlace del sueño. Se cree que el quince por ciento de la población adulta tiene sueños lúcidos a menudo. Para el resto, les un fenómeno poco frecuente. Sin embargo, la investigación ha demostrado que es posible aprender a aumentar el número de sueños lúcidos, así como también el grado de lucidez, la duración de estos sueños y el nivel de control sobre ellos.