Soñar es un proceso innato en la fisiología del sueño y por tanto es muy beneficioso, sobretodo para la reestructuración del proceso mental. Pero, en ocasiones los sueños pueden ser angustiosos y estresantes o bien manifestarse con pesadillas en cuyo caso podría ocultar algún trastorno de ánimo o de sueño asociado.

Existe gente, sobretodo mayor, que mientras sueña, y suelen ser sueños de contenido agresivo, interpretan los sueño, realizando movimientos y pudiendo golpearse o bien golpear al compañero, incluso caer de la cama, estos síntomas podrían sugerir un trastorno de la conducta en sueño REM, por el cual se aconsejaría acudir a un especialista y valorar el sueño.