El sueño está formado por ciclos que se repiten a lo largo de la noche y cada noche, esto hace que el sueño se pueda predecir. Cuanto mejor se tenga pautada la rutina del sueño mejor se va a predecir el sueño.