93 595.20.20    info@larotondacm.cat   Reseña profesional

 


Tratamiento

Como se ha expuesto a lo largo de este capítulo, la narcolepsia es una entidad que va a cursar con diversos síntomas, siendo los dos principales la excesiva somnolencia diurna y la cataplejía, además de otros como el sueño nocturno fragmentado, las alucinaciones o la parálisis del sueño.
Actualmente no existe un tratamiento curativo para la narcolepsia, por lo que el abordaje terapéutico es sintomático en todos los casos, comprendiendo medidas conductuales y farmacológicas. Las directrices para un buen control de los síntomas de la enfermedad incluyen determinadas recomendaciones en práctica clínica que deben complementar al tratamiento farmacológico, como la educación del paciente en el conocimiento de la naturaleza de su enfermedad y del tratamiento farmacológico, así como un seguimiento habitual para monitorizar respuesta al mismo y realizar los ajustes necesarios.

Tratamiento de la excesiva somnolencia diurna: El tratamiento farmacológico de primera línea es el modafinilo, a dosis de 100 a 400 mg/día, pudiendo dividirse en dos dosis, una por la mañana y otra al principio de la tarde (nivel 1 de evidencia). En EUUU el oxibato sódico se considera un tratamiento de primera línea para la excesiva somnolencia diurna, por lo que en casos graves puede prescribirse la combinación de oxibato sódico con modafinilo. Medidas conductuales: la realización de siestas programadas de corta duración (15-20 minutos) a lo largo del día pueden ser beneficiosas para el control de la excesiva somnolencia diurna (nivel 2 de evidencia).

Tratamiento de la cataplejía: El tratamiento farmacológico de primera línea de la cataplejía es el oxibato sódico a dosis iniciales de 4.5 gr/noche divididos en dos tomas nocturnas. La dosis puede ser aumentada hasta un máximo de 9 gr/noche. El oxibato sódico es el primer producto aprobado por la EMEA (European Medicines Agency) para el tratamiento de todos los síntomas principales de la narcolepsia con cataplejía del paciente adulto. Esta aprobación se basa en tres ensayos clínicos multicéntricos, aleatorizados, a doble ciego, paralelos y controlados con placebo. Además, cuatro estudios open-label también asesoraron la eficacia del oxibato sódico: reduce la frecuencia de los ataques de cataplejía, mejora significativamente el estado de alerta durante el día y la calidad del sueño nocturno. Fue descubierto en la década de los 60 en el contexto de investigaciones para identificar un análogo útil del ácido gamma-aminobutírico (GABA). Es un componente normal del sistema nervioso y tiene muchas propiedades de un neurotransmisor o neuromodulador. Existen al menos dos receptores específicos de GHB, los de baja afinidad y los de alta afinidad (GHBR) a través de los cuales quizás sea posible explicar algunos de sus efectos clínicos. Además, a concentraciones terapéuticas, el oxibato sódico también se une a los receptores GABA B, actuando como como agonista. Además, el oxibato sódico tiene otros efectos a nivel de neurotransmisión, modulando la actividad de neuronas dopaminérgicas, noradrenérgicas y serotoninérgicas. En concreto, el receptor GABA B regula las neuronas noradrenérgicas del locus coeruleus, el mayor centro adrenérgico de cerebro, implicado en la regulación del ciclo sueño-vigilia.
La administración del fármaco es nocturna, dividida en dos dosis iguales separadas por 2.5 a 4 horas, debido a su corta semivida.  Se recomiendan dosis iniciales de 4,5 gr, hasta un máximo de 9 gr/noche (4.5gr+4.5gr). La primera dosis debe ser administrada al menos dos horas después de la cena, al interferir los alimentos con su la absorción del fármaco.
En base a los resultados de ensayos clínicos, el oxibato sódico presenta un aceptable perfil de seguridad, siendo los efectos adversos más frecuentes el mareo, las náuseas y la cefalea. Hay que tener especial precaución con los pacientes que presentan SAHOS, al haberse reportado casos de desaturaciones nocturnas con el uso de oxibato sódico, desaconsejándose su prescripción en pacientes narcolépticos con SAHOS no tratado con CPAP. El consumo de alcohol también esta contraindicado durante el tratamiento con oxibato sódico, y hay que tener en cuenta el aporte adicional de sodio del fármaco (de 0.75 a 1.6 gramos), que  podría tener efectos sobre las cifras de tensión arterial. No se han descrito casos de dependencia a dosis terapéuticas, aunque sí en algunos casos de uso ilícito a dosis muy superiores y repetidas.  Tampoco se han descrito casos de abstinencia tras la interrupción brusca del tratamiento.
La segunda línea de tratamiento de la cataplejía son los antidepresivos: los tricíclicos, particularmente la clomipramina (10-75 mg/dia) son los más anticatplécticos, pero presentan efectos secundarios anticolinérgicos. Otros fármacos han sido utilizados, aunque con falta de evidencia en la bibliografía (por ejemplo los inhibidores de la recaptación de noreprinefrina/serotonina). 



BIBLIOGRAFÍA

1. Nishino S. Clinical and neurobiological  aspects of narcolepsy. Sleep Med,2007;8(4):373-399

2. Kryger M, Roth T, Dement WC. Principles and practice of sleep medicine, 4th ed. Ed Elsevier-Saunders 2005

3. Ezpeleta D, Peraita-Adrados R. Aspectos genéticos del síndrome narcolepsia-cataplejía. Vigilia-Sueño, 1998;10(Suppl.):S21-S28

4. Mignot E, Ling L, Finn L, Lopes C, Pluff K, Sundstrom L, Young T. Correlates of sleep-onset REM periods during gthe MSLT in community adults. Brain, 2006(129):1609-1623

5. Billiard Bassetti C, Dauvilliers Y, et al. EFNS guidelines on management of narcolepsy. Euro J Neurol, 2006; 13(10):  1035-48

6. Morgenthaler TI; Kapur VK; Brown T; Swick TJ; Alessi C; Aurora RN; Boehlecke B; Chesson AL; Friedman L; Maganti R; Owens J; Pancer J; Zak R; Standards of Practice Committee of the AASM. Practice parameters for the treatment of narcolepsy and other hypersomnias of central origin.  Sleep, 2007; 30(12): 1705-11

7. Billiard M. Sleep. Physiology, investigations and medicine. Ed. Kluwer Academic/Plenum Publishers 2003

8. American Academiy of Sleep Medicine. International Classifications of Sleep Disorders,2nd ed.:Diagnostic and Coding Manual. Westchester, Illinois:American Academy of Sleep Medicine, 2005

Anuncio sobre el ronquido

 

Anuncio insomnio infantil

Anuncio Insomnio Adultos

FACEBOOK - Especialistas en trastornos del sueño