93 595.20.20    info@larotondacm.cat   Reseña profesional

 

    

      El test de latencia múltiple de sueño (TLMS) es la prueba gold estándar para la valoración de la somnolencia.  Esta prueba valora la tendencia del paciente en dormirse en un ambiente tranquilo. Fue descrito por primera vez por W. Dement y M. Carskadon en 1970  y actualmente la sociedad americana de medicina del sueño ha realizado un consenso  sobre el protocolo del TLMS.

     Un aspecto fundamental para la realización de la prueba es la preparación antes de la prueba. Los pacientes tienen que tener como mínimo 2 semanas de sueño regular, controlado con una agenda de sueño y/o monitorizado con actigrafía. La medicación estimulante y la supresora del sueño REM tendría que ser retirada como mínimo 15 días antes de la prueba. Sería recomendable la realización de un análisis de orina como scrining de sustancias tóxicas. La cafeína y el alcohol no se deben utilizar durante la prueba porque puede alterar la latencia y la arquitectura de sueño, aunque la retirada brusca de estas sustancias también podría alterar los resultados.
     La  noche previa al TLMS hay que realizar una polisomnografía nocturna (PSG), para documentar la calidad y cantidad de sueño. Se recomienda que al menos tiene que haber 6 horas de sueño previas al TLMS, aunque en algunos pacientes, sobretodo en aquellos que son dormidores largos, esta privación de sueño podría aumentar la tendencia a la somnolencia en el TLMS. Los pacientes que sufren de retraso de fase habría que modificar el protocolo del TLMS y retrasarlo 2 horas de su hora de despertar. 
     El montaje necesario para la realización del TLMS incluye electrodos frontales, centrales y occipitales de electoencefalograma (EEG), los del electrooculograma (EOG) y los del electromiograma en mentón (EMG) y electrocardiograma (ECG).
     El TLMS consiste en el registro de 4-5 siestas de unos 20 minutos que se realizará cada dos horas desde que se despierta de la PSG. Se coloca al paciente en una cama de habitación confortable, tranquila y oscura. Se indica al paciente que debe estar tranquilo, en una posición cómoda con los ojos cerrados e intentando dormir. Entre las siestas al paciente no le esta permitido dormir y la nicotina no está permitida 30 minutos antes de la siesta.
     El técnico controla y el médico revisa el registro midiendo el tiempo hasta que el paciente inicia el sueño (latencia de sueño) y si entra en fase REM. La latencia de sueño se define como la primera época de cualquier fase de sueño. En algunos trabajos de investigación utilizan la definición alternativa de inicio del sueño de 3 épocas de sueño. Si  el paciente inicia sueño en cualquier momento dentro de los 20 minutos, tenemos realizar 15 minutos de registro desde ese momento para finalizar el registro y para dar la oportunidad  al REM de aparecer. Si el paciente no se duerme dentro de los 20 minutos entonces finaliza la siesta.
     En el TLMS se calcula la latencia media de sueño que es el promedio de del inicio del sueño de las 5 siestas y el número de siestas con REMs.
El TLMS se usa en los casos de excesiva somnolencia diurna para comprobar la latencia de entrada en sueño y en fase REM. Normalmente se utiliza como ayuda para el diagnóstico de la narcolepsia y diferenciar la narcolepsia de hipersomnia idiopática.



     No  existen valores de normalidad en la actualidad  sobre la latencia de sueño, ya que esta depende de la edad, el sexo y otros factores genéticos y médicos y protocolo de las pruebas. Actualmente la clasificacion internacional de los trastornos del sueño  considera patológico cuando el exceso de sueño diario es acompañado de inicios cortos de sueño con un promedio menor de ocho minutos y normal cuando existen un promedio de sueño mayor a 15 minutos. Una latencia de menos de 5 minutos y dos o más entradas en fase REM son indicativas de narcolepsia. Algunas patologías, como el síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS) severa o narcolepsia, pueden estar asociadas con un resultado del test de latencia múltiple menor a dos minutos. El  inicio en REM en el TLMS también puede observarse en  trastornos de ritmo circadiano, SAHOS, trastornos del ánimo.
     El test de latencia múltiple no se considera absolutamente necesario para el diagnóstico de síndrome  de apnea obstructiva de sueño, insomnio trastornos del ritmo circadiano y en la somnolencia secundaria a medicación y enfermedad neurológica. En pacientes con SAHOS, movimiento periódico de las peirnas o trastorno del ánimo conocida y con somnolencia asociada y que no responden al tratamiento podrían ser necesario descartar una hipersomnia asociada por lo que estaría indicada la realización de TLMS.

Anuncio sobre el ronquido

 

Anuncio insomnio infantil

Anuncio Insomnio Adultos

FACEBOOK - Especialistas en trastornos del sueño