93 595.20.20    info@larotondacm.cat   Reseña profesional

 

La persona más indicada para indicarle algunos de los siguientes síntomas es su compañera/o de cama.

  • Frecuentes y sonoros ronquidos: Los ronquidos suelen estar asociados con periodos de silencio que pueden fluctuar entre 10 segundos y un minuto. En casos severos estos pueden ser mayores. El final de cada apnea se asocia con un sonoro ronquido, ahogo, gemido o balbuceo. No todo el que ronca tiene apnea y no todos los que tienen apnea necesariamente roncan, aunque la mayoría lo hacen. Este es, probablemente, el mejor indicador de sufrirlas.
  • Periódicamente cesa de respirar durante el sueño o respira de forma ahogada.
  • Somnolencia y/o fatiga excesiva durante el día: Tiene tendencia a dormirse aunque no trate de hacerlo. Esto puede ocurrir en cualquier momento mientras está sentado, leyendo, viendo la televisión (o viceversa, esto es un pequeño chiste), en su mesa de trabajo o estudio o conduciendo. Si esto le ocurre, es posible que padezca apnea de sueño u otro transtorno del sueño (p. ej. narcolepsia). Aun en el caso de que literalmente no se quede dormido, una excesiva fatiga - está cansado pese a haber dormido lo que se considera necesario - puede ser otro indicador.
  • Sueño poco reparador con sensación de aturdimiento, torpeza, dolores de cabeza matinales, sequedad de boca...
  • Movimientos corporales bruscos y frecuentemente, acompañados de despertares al final de cada episodio de apnea, que junto con los ronquidos intensos pueden provocar que su pareja duerma en otra cama o, tal vez en otra habitación... si no decide divorciarse.

También puede rellenar este simple cuestionario que le orientará sobre si padece de apneas del sueño.

Anuncio sobre el ronquido

 

Anuncio insomnio infantil

Anuncio Insomnio Adultos

FACEBOOK - Especialistas en trastornos del sueño